November 23, 2022

El lenguaje de los cubiertos en un restaurante | haddock

Tanto si vas a un restaurante como si eres un profesional de la restauración te interesa conocer el lenguaje no verbal de los cubiertos. ¡En haddock te lo contamos con detalle!

Cómo colocar los cubiertos en el plato: comunicación no verbal con los cubiertos

¿Sabías que la forma en que colocas el cuchillo y el tenedor en el plato puede comunicar algo sobre la comida que acabas de comer?

Con los cubiertos puedes decir muchas cosas, siempre que los dispongas de forma adecuada. La posición en la que los dejas da más información de la que te piensas.

Imagina que estás en un restaurante y acabas de terminar una comida que te ha impresionado especialmente, pero eres demasiado tímido para expresar tu entusiasmo al personal de sala. O, por el contrario, estás tan decepcionado con un plato que quieres comunicar tu decepción, pero te parece poco elegante hacerlo directa y explícitamente. Conocer el lenguaje no verbal en los cubiertos será tu mayor baza para expresar este tipo de emociones.

En este post desvelaremos las diferentes posiciones que dan pie al lenguaje no verbal de los cubiertos. Tanto si eres un profesional de la restauración cómo un comensal, te interesa conocerlas para poder interpretarlas.

Cómo comunicarse con los cubiertos según la posición en la que los dejas al finalizar el plato

1. Me ha gustado, ¡repetiría mil veces!

¿Has terminado algún plato que te ha conquistado? Puedes comunicar discretamente tu gusto colocando el cuchillo y el tenedor horizontalmente, paralelos entre sí, en el centro. Algunos comensales que no estén familiarizados con el lenguaje no verbal de los cubiertos pueden mirarte de forma interrogativa y perpleja, pero el personal de sala probablemente sonreirá y llevará tus cumplidos a la cocina.

2. No me ha gustado, lo siento...

¿Quieres expresar tu desacuerdo con lo que acabas de comer, pero no quieres mostrar tu decepción?

Cuando terminas una comida,  suelen estar bien colocados en el plato. Pero ¿qué significa que el cuchillo y el tenedor estén cruzados? Según los expertos en protocolo, esta posición se conoce como "entrecruzamiento", e indica que no has disfrutado del plato.

Otra posible significado  es que cruzar los cubiertos hace más difícil volver al plato, indicando que no tienes ganas de comer más. Sea cual sea la razón, si alguna vez tienes dudas sobre cómo señalar que no te ha gustado una comida, recuerda: basta con cruzar las puntas del cuchillo y del tenedor sobre el plato, disponiéndolas en forma de triángulo dentro del plato. Es probable que el camarero lo entienda sobre la marcha, quizás disculpándose y preguntando por lo que no te ha gustado.

3. Necesito dos minutos

¿No puedes terminar todo el plato de una sola vez? ¿Necesitas unos minutos de descanso antes de volver a comer? También hay un mensaje codificado para esta eventualidad: dispón los cubiertos como en el caso anterior, pero sin cruzarlos, manteniendo los extremos superiores a una distancia mínima. Los camareros entenderán que necesitas unos momentos más para terminar y no te quitarán el plato.

Esto es algo habitual en los entornos empresariales, donde la gente puede tener que hacer una pausa en las reuniones o en las llamadas telefónicas para comer. Los cubiertos entrelazados también se utilizan a menudo en las salas de espera de los hospitales, para indicar que la persona está esperando noticias. En cualquier entorno, los cubiertos entrelazados son una clara señal de que el comensal se está tomando una pausa.

4. Estoy preparadx, ¡a por el siguiente plato!

Tanto si has terminado el plato como si no, si quieres que te sirvan el siguiente únicamente tienes que colocar el cuchillo y el tenedor en posición de cruz. Es decir, el cuchillo debajo y el tenedor encima. El camarero entenderá que quieres seguir adelante y, captando el mensaje, despejará la mesa sirviendo lo que sigue en el menú.

5. No puedo más, he terminado

¿Estamos llenos? Colocamos los cubiertos en paralelo al plato, en vertical, para informar al personal de sala de que hemos terminado la cena y no necesitamos más platos.

Como hemos comentado en este post disponiendo los cubiertos de una manera determinada, tal como está establecido por expertos de protocolo, podemos comunicar al camarero nuestro grado de satisfacción, o informarle de que hemos terminado o de que nos estamos tomando un descanso.

En concreto, veamos a qué corresponde cada «símbolo» en esta especie de «Juego de imitación» de la comida.

Identifica subidas de precio fácilmente 🥑

Controla a los proveedores y detecta fácilmente si te han variado el precio de los productos. ¡Toma el control de todos tus costes! ✨